Traduce ENDO a:

Usuarios

Buscador

¿Quién nos visita?

Tenemos 5 invitados conectado

Encuesta

¿Cuánto inviertes mensualmente en tu tratamiento integral para la endometriosis (pesos)?






Resultados

Encuesta

¿Has logrado concebir? ¿Por qué método?








Resultados

El DIF y el proceso de adopción en México

Atención, se abre en una ventana nueva. PDF Array Imprimir Array Correo electrónico

El sistema de Desarrollo Integral de la Familia (DIF), dirige sus acciones a la población con mayor estado de vulnerabilidad, es decir: menores, mujeres, discapacitados y adultos mayores. Su misión es consolidar en estos grupos el otorgamiento de la asistencia social con los niveles óptimos de calidad en sus acciones, mediante una decisiva transformación institucional.

DIF Estado de Mexico

En esta edición, Endo Vive plena se dio a la tarea de visitar el DIF del Estado de México para entrevistar al Licenciado Luis Enrique Guerra García, Director de Servicios Jurídico Asistenciales, quien nos platicó acerca del proceso de adopción, un tema que queremos presentarte como una hermosa opción para formar una familia si los medios biológicos no te lo permitieron o aún si no hubo ningún problema, pero decides regalarte y regalarle a un pequeño el compromiso de formar juntos una familia.

El proceso de adopción se divide en varias partes e inicia en la más importante que es la toma de decisión. En el caso de aquellas parejas o personas que biológicamente están imposibilitadas para hacerlo, el shock de la aceptación es muy grande, y decidir formar una familia desde un proceso jurídico debe hacerse con la conciencia de que un proceso de esta naturaleza implica compromiso, paciencia y que puede o no arrojar un resultado satisfactorio.

El DIF es un organismo de asistencia social y en el caso de la adopción interviene de manera importante en los dos troncos más sólidos del proceso:

Apoyar a la pareja, hombre o mujer a definir dónde está el motivo real de querer en adopción a un pequeño. Para esto, el DIF cuenta con psicólogos calificados que guían y evalúan todo el proceso.

Tras la toma de decisión, es el proceso administrativo que también es apoyado por especialistas.

En el primer paso, “Debemos recordar que tomar a un menor en adopción, de ningún modo puede ser una válvula que sane la frustración de la imposibilidad de tener un hijo biológico” –Agregó el Lic. Luis Enrique Guerra-, porque estamos hablando de que el compromiso de ser padres es una entrega completa a otro ser humano, que además se encuentra en un estado de vulnerabilidad importante.

Director DIF Edomex

Como decíamos párrafos antes, el proceso empieza cuando una pareja, un matrimonio o incluso un hombre o una mujer solteros deciden adoptar. Después de esto, comienza un proceso jurídico que las personas deberán cumplir.

Es preciso mencionar que el marco jurídico se adaptó a partir de 2005 y en el código civil se abrió la posibilidad de que una persona soltera pudiera adoptar y, aunque psicológicamente lo ideal sea la figura familiar convencional formada por mamá, papá e hijo, hay que adaptarse a los cambios sociales, tales como el hecho de que cada día hay más parejas que deciden vivir en concubinato o personas –hombres o mujeres- que continúan solteras pero que desean adoptar un pequeño.

Las solicitudes se reciben en diciembre y enero y están limitadas a 120 por año. Esto es porque el DIF es una institución pública, que depende de un presupuesto federal designado anualmente; además los procesos requieren de un cuidadoso análisis permanente entre las diferentes áreas que conforman la dependencia, tales como: psicología, trabajo social, servicios médicos y por supuesto, el área jurídica.

“Apenas contamos con la infraestructura para darle la correcta atención a 120 solicitudes anuales, debemos estar conscientes de que a pesar de que es un proceso jurídico, estamos tratando con seres humanos que deben ser tratados con suma importancia y toda la atención requerida” –agregó el titular de la dependencia- .

Los requisitos para iniciar el trámite de adopción son:

  • Dictamen de idoneidad

  • Solicitud por escrito

  • Contexto por el cual se pretende adoptar

  • Datos generales

La edad es un factor muy importante para este proceso, según indica el Código Civil, Capítulo V:

De la Adopción, Sección primera de las disposiciones generales, el mayor de 25 años, libre de matrimonio, en pleno ejercicio de sus derechos, puede adoptar uno o más menores o a un incapacitado, aun cuando este sea mayor de edad, siempre que el adoptante tenga diecisiete años más que el adoptado y acredite una serie de requisitos que iremos mencionando.

Los rangos de edad están determinados por la correlación con los pequeños y buscando el bienestar psicológico para ambas partes. Las mujeres podrán adoptar un menor de cero a 2 años, siempre y cuando sean mayores de 25 y hasta los 41 años.

Las áreas de psicología y trabajo social, determinan que una mujer de 41 años o más, puede tener la actitud para adoptar, sin embargo, no es recomendable que adopte un recién nacido por el grado de dificultad que implica lidiar con un bebé en esta etapa en la que la mujer experimenta algunos procesos físicos.

En el caso de los hombres, no es recomendable que adopten a un menor de 4 años.

Una vez que se determinan los rangos de edad y la razón por la que se quiere adoptar, interviene el área de Trabajo social. Ésta se encarga de investigar si la posible familia (pareja, madre o padre solteros) tienen un modo honesto de vivir.

“Recordemos que el DIF no busca una posición social específica, pero sí, una condición benéfica para el menor, debemos asegurar la protección y estabilidad del menor” -enfatizó el Lic. Guerra-.

A la par, los médicos se encargan de diagnosticar la salud de los posibles padres, para garantizar que éstos puedan encargarse de proteger el interés superior del pequeño. Por su parte, el área jurídica investiga cuál su estatus legal, además de asegurarse de que todos los trámites legales se desarrollen correctamente.

Todos estos trámites se llevan a cabo en un periodo igual o menor a 12 meses. En ocasiones, cuando los padres colaboran en el proceso agilizando algunos trámites, como los análisis de salud, el proceso lleva menos tiempo. Una vez que se tiene toda la información, se extiende un certificado de idoneidad y se procede o no a la adopción.

Un punto que consideramos importante aclarar, es que a pesar de que el DIF es una institución del gobierno federal y por ende es laica, el tema de la religión no está excluido en el proceso de análisis, y aunque puede ser un tema subjetivo, se maneja con toda la objetividad y delicadeza posible.

El proceso y los trámites son los mismos para quienes decidan adoptar, en el dictamen final no es determinante la raza, el credo o la posición social. Lo más importante es que el contexto sea el adecuado para el menor y es por eso que aparentemente el trámite puede ser largo, pero no hay que olvidar que hablamos de asegurar la estabilidad y seguridad de un ser vulnerable.

Existen otras instituciones en donde el proceso de adopción es continuo durante el año. Sin embargo, el DIF valida el proceso y avala el dictamen final respaldando jurídicamente a cualquier otra institución.

Para cerrar la entrevista, quisimos preguntar al titular de la dependencia, qué le preocupa actualmente al DIF y esto fue lo que nos contestó:

DIF Edomex

“Una preocupación muy grande y al mismo tiempo un reto para la institución, es concientizar y alentar a las personas para miren que hay muchos niños deseosos de amor y de una familia y no sólo los bebés, ya que muy poca gente tiene la intención de adoptar a un niño mayor de 5 años”

Por último, compartió con nosotras las preocupaciones de Luis Enrique Guerra, el ser humano y padre de familia:

El compromiso de cumplir una misión en la vida y la oportunidad de no dejar a un hermano necesitado sin tenderle la mano, como hacía la madre Teresa de Calcuta a la cual dijo admirar.

“Me siento absolutamente agradecido de tener la oportunidad de regresarle a la vida algo de lo mucho que me da, realizando una labor que me gusta y me da la oportunidad de recibir grandes satisfacciones” –concluyó-.

BebeAlgunos datos:

  • En 2008 se entregaron 3 pequeños a mujeres solteras.

  • En ese mismo año, 104 niños fueron ubicados en sus nuevos hogares.

  • En lo que va de 2009 se han integrado 53 pequeños.

  • Al momento de esta entrevista, el albergue temporal del DIF contaba con 253 pequeños en espera de ser adoptados.

  • El DIF cuenta con 2 Villas y un albergue temporal de rehabilitación infantil:

  • En Villa Hogar habitan niñas de 5 a 18 años y niños de 5 hasta 11. En este albergue se concentra a niños con su situación jurídica resuelta, es decir, el DIF cuenta legalmente con su tutoría. – hasta el cierre de la edición, los habitantes de esta villa eran 70-.

  • En Villa juvenil -que hasta el cierre de la edición contaba con 58 jóvenes- los habitantes van de los 11 a los 18 años.

  • El albergue de rehabilitación otorga diferentes cuidados a pequeños con capacidades diferentes.

Los requisitos para adoptar son:

Para personas físicas en caso de ser mexicanos:

  1. Acta certificada de matrimonio.

  2. Certificación de no antecedentes penales de cada uno de los solicitantes.

  3. Acta de nacimiento certificada de cada uno de los solicitantes.

  4. Para el caso de que los solicitantes tuvieran hijos, actas de nacimiento certificadas de los mismos.

  5. Certificado médico de que no es posible la procreación (expedido por institución pública o por el médico tratante).

  6. Certificado médico de cada uno de los solicitantes que mencione que se encuentran clínicamente sanos y que no padecen ninguna enfermedad infecto-contagiosa, expedida por institución pública.

  7. Cinco cartas de recomendación que acrediten la solvencia moral y económica de los solicitantes, expedidas cuando menos dos de ellas por vecinos, una del último trabajo de ambos, del trabajo actual de ambos y una última de alguna otra persona, institución o conocido.

  8. Constancia de los ingresos económicos de los solicitantes, especificando la antigüedad en su trabajo y sueldo mensual (en caso de laborar de forma particular, debe ser expedido por un contador público titulado anexando copia simple de su cedula profesional).

  9. Fotografías recientes de los solicitantes en su hogar, impresas y en medio magnético. (6 a 8 fotografías tamaño postal).

  10. Currículum Vitae de los solicitantes, acompañado de fotografía tamaño infantil reciente.

  11. Resultado de pruebas aplicadas para la detección de VIH (SIDA) Expedidas por un laboratorio público o privado reconocido.

  12. Constancia domiciliaria.

  13. Identificación oficial de cada uno de los solicitantes (copia simple).

  14. Aceptación expresa por parte de los interesados para que la institución realice el seguimiento al menor otorgado en adopción, permitiendo el acceso de la trabajadora social a su domicilio para que realice el estudio correspondiente, comprometiéndose al envió semestral por dos años de los reportes medico, psicológico y constancia de estudios de dicho menor, así como fotografías; debiendo notificar al organismo cualquier cambio de domicilio.

En caso de extranjeros, además de los requisitos solicitados para mexicanos agregar los siguientes:

  1. Valoración psicológica realizada por persona autorizada de su gobierno.

  2. Valoración socioeconómico de persona autorizada por su gobierno para realizarlo, en el que se mencione la identidad, capacidad jurídica, aptitud para adoptar, situación personal, familiar y médica, su medio social, los motivos que les animan, su aptitud para asumir una adopción internacional, así como el número de niños que estarían en condiciones de aceptar en adopción.

  3. Certificado de idoneidad expedido por la autoridad competente de su país.

  4. Permiso del gobierno de su residencia, por medio del cual autoriza a los solicitantes para adoptar un niño mexicano y que dicho gobierno no tiene inconveniente en autorizar el ingreso del menor o menores a su país y otorgar en su momento la nacionalidad de los padres adoptivos.

  5. Documento expedido por autoridad competente de su país donde certifique que el menor adoptado será objeto de seguimiento, a fin de verificar las condiciones físicas, educativas y emocionales del menor.

Valeria Martínez