Traduce ENDO a:

Usuarios

Buscador

¿Quién nos visita?

Tenemos 13 invitados conectado

Encuesta

¿Cuánto inviertes mensualmente en tu tratamiento integral para la endometriosis (pesos)?






Resultados

Encuesta

¿Has logrado concebir? ¿Por qué método?








Resultados

Pubertad: Cambios fisiológicos y anatómicos

Atención, se abre en una ventana nueva. PDF Array Imprimir Array Correo electrónico

La pubertad es un evento biológico del ser humano, es un acontecimiento universal, es decir todos los que llegamos a la edad adulta pasamos por ese periodo de cambios biológicos que señalan el fin de la infancia son el rápido desarrollo fisiológico, alteraciones en las proporciones del cuerpo, el desarrollo de los senos en las niñas, el cambio de voz en ambos sexos, la llegada de la menstruación en las niñas (menarquía) y el comienzo de la capacidad de eyacular semen (espermatogenesis) en los muchachos.

adolescentes

Así la pubertad es el término que se aplica a los procesos de cambios hormonales, la adquisición de las características sexuales secundarias, un crecimiento acelerado y de corta duración y finalmente los cambios biológicos que conducen a alcanzar la capacidad reproductora.

Caracteres sexuales secundarios

adolescentesLos caracteres sexuales secundarios en la mujer son aparición o cambios en: pechos, vello púbico, aumento y ensanchamiento de la pelvis o cadera, cambios de voz y de piel.

Mientras que en el hombre son: aparición del vello púbico, vello en el antebrazo, vello facial, ensanchamiento de hombros y cambios de voz, cambios de piel.

El Consejo Nacional de Población CONAPO la denomina como “el periodo de la vida durante el cual el individuo desarrolla las características sexuales secundarias y se transforma en un organismo con competencia reproductora” (CONAPO, 1994).

Los cambios que producen este periodo son producidos por las hormonas gonadales: los andrógenos y estrógenos. (McCary, 1996).

En la niña, la hormona estimulante de folículo se produce en la hipófisis y simultáneamente estimula los ovarios para que produzcan los estrógenos por el torrente sanguíneo a las mamas, en donde se estimulan su crecimiento. Así mismo se estimulan las caderas y la región glútea.

En el varón, la hormona estimulante de las células intersticiales, producidas a nivel hipofisiario, alcanza las células intesticiales de los testículos a través de la corriente sanguínea y estas células emprenden la producción del andrógeno principal denominado testosterona.

En la niña, lo primero que ocurre es el aumento de tamaño de la estructura o sea. Se da el llamado “estiron” antes que los niños, lo cual llega a causar vergüenza en ellas como en ellos.

La primera evidencia se constituye a partir del cambio de las glandular mamarias (McCary, 1996). El área pigmentada que rodea los pezones llamada areola, crece y las mamas empiezan a aumentar de volumen como resultado del desarrollo de los conductos en la zona del pezón y el aumento del tejido adiposo, conectivo y de los vasos sanguíneos.

Conforme continua el crecimiento del tejido mamario, el contorno del cuerpo femenino redondease de manera gradual, y la cintura de la pelvis se ensancha.

Las glándulas suprarrenales, en la mujer producen pequeñas cantidades de andrógenos (hormonas sexuales masculinas) que estimulan el crecimiento del vello axilar y púbico. Este vello es suave, casi incoloro, tanto en la axila como en el pubis. El vello púbico se engruesa, se ondula y se oscurece después.

La menarca. (Menarquia)

Dos años después del crecimiento del vello y mamas, llega la menarca o primera menstruación se toma como parámetro que marca la conversión de la niña a mujer. Tiene lugar por la interacción de varias hormonas diferentes, las hormonas del hipotálamo y la pituitaria, en el cerebro que interaccionan con las producidas en los ovarios y estas a su vez interaccionan con el revestimiento del útero. (Diamond, 1988).

Según Katchadourian, del ciclo menstrual, como los acontecimientos de la pubertad, están básicamente reguladas por las hormonas y van por fases. La primera se llama “proliferativa” o “preovulatoria”. Esta fase dura unos 14 dias en un ciclo de 28 (se es regular la persona). En esta etapa la hipófisis secreta HEF que aumenta la producción de estrógenos ováricos, los cuales son causantes del nuevo crecimiento del endometrio: asi mismo la HEF estimula la maduración de uno de los folículos ováricos, el cual se romperá por ultimo durante la ovulación en respuesta al estimulo de una mayor producción de hormona luteinizante (HL) por la hipófisis.

La cantidad de liquido dentro del folículo en maduración aumenta de manera continua durante la fase proliferativa y en última instancia del folículo se rompe y el ovulo maduro se expulsa hacia la trompa de Falopio. Este proceso es la “ovulación”, que ocurre alrededor de los 14 días antes de la menstruación.

El periodo después de la ovulación se llama fase “secretora” o “postovulacion” del ciclo menstrual. La hipófisis, respondiendo estimula de mayores niveles de estrógenos en la corriente sanguínea elabora mas HL que viaja por el torrente circulatorio al folículo ovárico recién roto y estimula a las células restantes del folículo para que se desarrollen en una estructura glandular microscópica llamado “cuerpo amarillo”.

La fase final del ciclo menstrual es la llamada y conocida “menstruación”, es el desprendimiento del endometrio a través del cuello y la vagina. Lo que con lleva a el descenso en el nivel de los estrógenos al final del ciclo. Así se expulsan sesenta mililitros de sangre, que equipara a dos onzas. Dicho sangrado en general es de tres a siete días.

Los estrógenos estimulan de modo específico el crecimiento de la vagina y del útero. La pared muscular de este se agranda y también se desarrolla su epitelio glandular.

Otros cambios fisicos

Los cambios internos continúan. El monte de Venus, se vuelve prominente, los labios mayores de desarrollan y se hacen más carnosos y esconden el resto de la vulva.

Los estrógenos también dan lugar al crecimiento de los órganos sexuales pélvicos externos, incluyendo el desarrollo de los labios, el clítoris.

Por último se presenta el aumento de la producción de grasa de las glándulas de producción de sudor las cuales causan el acné.

Cuadros Comparativos De Las Caracteristicas Sexuales Secundarios En La Pubertad.

En las Chicas Edad
Crecimiento de las mamas
8-13 años

Crecimiento del vello púbico

Crecimiento del cuerpo

8-14 años
Menarquia
promedio 12 años
Vello axilar
10-16 años. Cerca de 2 años después del vello púbico
Aumento de las glándulas sudoríparas y sebáceas
Más o menos al mismo tiempo que el vello axilar
En los Chicos Edad
Crecimiento del escroto y testículos 10-13.5 años

Crecimiento del vello púbico

10-15 años
Crecimiento del cuerpo
10-16 años
Crecimiento del pene, próstata y v.s. 11-14.5 años
Cambio en la voz
al mismo tiempo que el pene
Primera Eyaculación
1 año después del crecimiento del pene
Vello axilar y facial
2 años después que el púbico

Mitos y falacias de la pubertad femenina

  • El sangrado huele mal

  • El sangrado sabe mal

  • El sangrado es sucio e impuro

  • La sangre menstrual es peligrosa para el pene

  • No debe haber coito durante la menstruación

  • Las mujeres menstruando hacen daño a las cosechas

Reflexión final

En términos generales estos cambios son más armoniosos en las mujeres que en los hombres, a los 13 ó 14 años la chica ha adquirido casi el cuerpo que tendrá de adulta, en la pubertad, el pene del varón alcanza el tamaño de la edad adulta, pero el crecimiento del cuerpo no es tan rápido.

La menarca puede ser vista de manera ambivalente, por un lado, se le atribuye una serie de cargas negativas y de sufrimiento. Como por ejemplo: “ya te fregaste mi hijita”, “Cuídate ahora más que nunca de los hombres”, “eso es sucio, lávate cochina”. Lo cual no debería de ser así pues es un evento natural y de festejo de llegar a una parte de la vida. Pues la menstruación es parte del cuerpo femenino.

adolescentes

Referencia Bibliográfica

  • Alcalá, Y, (2001). Texto inédito. IMESEX.

  • Diamond, M. (1998). Vivir el sexo. Barcelona, Ediciones Folio S.A.

  • Hiriart, V. (1999). Educacion sexual en la Escuela. México; Editorial Paidos.

  • Katchadourian, H. (1992). Las Bases de la sexualidad humana. México, C.E.C.S.A.

  • McCary, J. (1996). Sexualidad Humana. Mexico. Manual Moderno.

Lic. Cesar Pérez García.

Sexólogo educativo, sexólogo clínico y psicoterapeuta humanista.